El entorno ergonómico y su impacto en la productividad

entorno ergonómico correctamente sentado

Implementar un entorno ergonómico en nuestras actividades diarias puede tener un impacto significativo en nuestra  productividad, bienestar y calidad de vida en general. . 

En este artículo, nos adentraremos en cómo la ergonomía puede afectar a la productividad y por qué es crucial tenerla en cuenta a la hora de planificar espacios de trabajo. Además, destacaremos la importancia de escuchar a nuestro cuerpo,  adaptar nuestro entorno a nuestras necesidades individuales y descubriremos cómo pequeños cambios ergonómicos pueden marcar una gran diferencia.

 ¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía es el estudio científico de los movimientos y capacidades del cuerpo humano, la interacción entre las personas y los objetos, y el entorno. El principal objetivo de la ergonomía es crear una interfaz cómoda, segura y eficiente entre los seres humanos y sus entornos de trabajo.

La aplicación de los principios ergonómicos puede mejorar varios aspectos del trabajo, como la productividad, la comodidad, la seguridad y la salud en general.

¿Cómo ayuda un entorno ergonómico a la productividad?

Confort

El diseño ergonómico minimiza la incomodidad y la fatiga causadas por largas horas de trabajo o movimientos repetitivos, generando una sensación de relajación que te ayudará a mantener la concentración. 

Eficiencia

El entorno ergonómico propicia un ambiente adecuado para el trabajo, se maximiza el rendimiento y se minimizan los errores, lo que conduce a una mayor productividad y eficiencia en general. 

Reducción del estrés

Al contar con un entorno ergonómico, se reducen las demandas excesivas en el cuerpo y la mente, lo que contribuye a una mayor resistencia y concentración. Esto se traduce en una menor sensación de agotamiento y un mayor nivel de energía para llevar a cabo las tareas de manera eficaz. 

Mejora de la salud

Un entorno ergonómico favorece la salud al promover una postura adecuada, prevenir lesiones relacionadas con el trabajo y reducir la fatiga física y mental. Al adaptar los entornos de trabajo a las necesidades de cada cuerpo, se reducen los riesgos de lesiones musculoesqueléticas y se mejora el bienestar general. 

Implantación del diseño ergonómico en el lugar de trabajo

Para implantar un entorno ergonómico en el lugar de trabajo, se deben seguir algunos principios básicos:

Evaluación exhaustiva de nuestro cuerpo y del entorno de trabajo

Si tú o alguien del equipo sienten molestias o tensión en alguna parte del cuerpo, se debe identificar la causa y realizar los ajustes necesarios. No se deben ignorar los dolores y molestias persistentes, ya que podrían indicar problemas ergonómicos que deben ser abordados. Incluidos las estaciones de trabajo, la iluminación, los niveles de ruido y la temperatura.

mujer escritorio entorno poco ergonómico

Ajuste del equipo

Se debe ajustar el espacio a los movimientos y capacidades naturales de cada miembro del equipo. Por ejemplo, las sillas y escritorios ajustables, así como herramientas de trabajo ergonómicas, pueden ayudar a mantener una postura correcta, reduciendo el riesgo de trastornos musculoesqueléticos.

Formación en cuanto a principios ergonómicos

Como la postura correcta y las técnicas de trabajo eficientes. Esto puede ayudar a prevenir lesiones. También es importante el movimiento, los cambios de postura a lo largo del día y tomar pausas activas para estirarse y moverse.

Optimiza la iluminación

La iluminación adecuada es esencial para evitar la fatiga ocular y mejorar la concentración. Utiliza luz natural siempre que sea posible y complementa con iluminación artificial regulable. Evita los reflejos en las pantallas y asegúrate de que no haya zonas oscuras o demasiado brillantes en el espacio de trabajo.

Revisión periódica

La implementación de un espacio de trabajo ergonómico no es un proyecto estático, sino que debe ser revisado y mejorado continuamente. 

Conclusión

En resumen, el entorno ergonómico desempeña un papel fundamental en nuestra productividad al garantizar un entorno de trabajo saludable, seguro y cómodo. Al prevenir lesiones, mejorar la postura, reducir la fatiga y el estrés, y mejorar nuestra concentración, La ergonomía nos permite aprovechar al máximo nuestras capacidades y rendir al máximo en nuestras actividades diarias. Al cuidar de nuestra salud y bienestar, podemos lograr una mayor eficiencia y efectividad en nuestras actividades.

 

Entorno de trabajo ergonómico

Pin It on Pinterest

Compártelo en redes sociales